Tres Días… Eternos – Zelda Majora’s Mask – Creepypasta

tres dias eternos zelda majoras mask NDeluxe

Tic-tac, tic-tac. Entrar a ciudad reloj, encontrarme con la gran hada. Luego salvar a la anciana, llegar a tiempo para el observatorio. Tic-tac, tic-tac. En qué se ha ido el tiempo, ya estoy frente a mi destino pero… pero no estoy listo. Siento pesado el cuerpo, es una tortura estar aquí arriba y me enfermo con este horroroso ser. Cómo puedo tomo fuerzas y mis recuerdos me ayudan. He ganado…
Tic-tac, tic-tac. Entrar a ciudad reloj, salvar a la anciana. Adentrarme al inmenso pantano, los lugareños son hostiles, estoy asustado pero debo ayudar. La bruja no es mala pero este lugar no parece bueno. Tic-tac, tic-tac. Sin saber estoy vagando por un templo en total oscuridad, es una profunda pena la que percibo pero no puedo dejar de avanzar, solo tengo un día más… necesito más tiempo. El guerrero es espantoso, no sé si pueda lograrlo, jamás había visto algo así.
Estoy de nuevo en ciudad reloj, no puedo salvar a la anciana. Debo darme prisa, el Pico nevado está muy lejos pero no dejo de pensar que la anciana ya la salve dos veces. ¿Por qué siento un enorme pesar? Este día llueve mucho, la nieve me ahoga y el frío congela mis pensamientos. Angustia y tortura… solo tengo diez años. No puedo lograrlo, necesito más tiempo. Tic-tac, tic-tac. Escucho los llantos del goron, necesita mi ayuda, no. Toda la tribu me necesita. No lo parece pero de pronto soy más fuerte, más grande, puedo pelear sin espada pero esta canción no me deja en paz. Me estoy volviendo preso de sus notas.
Ya no tengo percepción del tiempo y no sé ni siquiera dónde estoy. Debería estar ayudando a la tribu, o salvando a los goron pero esta niña tiene a mi caballo. Este día ya ha pasado muchas veces y aun así se repite, pronto vendrán los alienígenas… Tic-tac, tic-tac. Flecha tras flecha, los chillidos son infernales y esta maldita canción no deja de sonar en mi cabeza. La noche ha pasado… pero no pude salvar a la anciana y este día llueve perpetuamente. Debo darme prisa e ir a la gran bahía y luego a la tribu de árboles y luego salvar a los goron. Mis piernas pesan mucho.
Tic-tac, tic-tac. Ciudad reloj de nuevo está despreocupada. No son conocedores de los horrores que he visto, que nadie debería ver y que no deberían existir. ¿Por qué no puedo hacer todo? Estoy solo… no. Estoy conmigo. Me dispongo a ayudar a la gente, a jugar con los niños del pueblo, aprender técnicas con el maestro espadachín, ayudar a la anciana, buscar a un hombre del que todos saben algo pero nadie sabe nada, bailo con las mujeres de lejanas tierras y los búhos hablan. Estoy exhausto pero la carrera de goron está a punto de comenzar, los herreros necesitan el polvo para mi espada… esta vez si podré matarlo de una vez por todas. Tic-tac.
La gente parece agitada, la luna está sobre nosotros y la podemos casi tocar. Pero es ella quien quiere abrazarnos, el aire pesa. Todos corren y otros se quedan esperando, no lo entiendo. Todo me parece irreal… la tribu deku, los goron e incluso los queridos zoras. A todos les he fallado. Si tuviera más poder podría lograrlo, he escuchado de un objeto que tiene la fuerza de miles de personas.
Incluso mi amigo el cartero está triste, mi maestro está asustado, la señora más elegante es un manojo de nervios y yo tengo miedo. Un profundo sentido del deber me echa la culpa y siento el dolor de todos. Pero… pero al menos podré ayudar a dos enamorados, tengo que poder hacer algo. Aunque sea algo.
Tic-tac, tic-tac. Estoy en la ciudad reloj de nuevo. Debo ayudar a la cantante, me parece conocerla pero a la vez nunca la he visto en mi vida. Los pequeños huevos… ellos no tienen la culpa de haber nacido, no merecen morir sin vivir antes. Tengo que
salvarlos pero no sé cómo. Parece tonto e inexplicable pero no soy yo, estoy en otro cuerpo y ahora lo entiendo, duele mucho… solo duele mucho.
Maldita ciudad, maldita realidad. Nada existe, todo está en mi cabeza y parece que los recuerdos se crean nunca existieron. Tardé un día en llegar al valle, pareciera que llevo años en estas tierras. Todo es árido pero a lo lejos logro escuchar música, es una casa pintoresca que parece sacada de un cuento. Pasaré más tarde, primero debo descubrir los secretos de quienes murieron aquí. Tic-tac, tic-tac. Me encontré a un fantasma compositor, la casa era habitada por un monstro y su hija. ¿Cómo es posible que pueda sobrevivir en esta tempestad? Esa pequeña de seis años ha presenciado miles horrores. El pozo no era diferente a todo en este sueño, lúgubre y confuso. A esta hora seguro los alienígenas se llevaron a la pequeña y sus vacas, los huevos zora habrán dejado de existir, nadie podrá encontrar a Kafei.
El antiguo rey sabe mucho, la torre es infinita y está de cabeza todo. Soy muchas personas, y unos gusanos gigantes están frente a mí. Nada me parece real, pero el dolor es inconmensurable, cada vena de mi ser explota, me siento gigante y de pronto he arrancado otra vida. Tic-tac, tic-tac. Los gigantes rojos están frente a mí, su voz dice que todo saldrá bien. Cómo pueden estar seguros de eso.
Un nuevo día, no me importa nadie. Salvaré a todos pero no a cada uno. La noche se acerca, es fría y llena de estrellas. El festival ha comenzado, nadie lo sabe pero todos moriremos.
De nuevo estoy frente a ellos, quieren jugar… pero su juego no es un juego. Que ser tan horrible, grita y llora o está riendo. Disfruta el dolor. La batalla más difícil que he tenido, pero la criatura sigue, ahora corre y no puedo ver sus movimientos, la sala es enorme y siento como me apuñalan por todos los lados. Necesito ayuda, tengo mucho miedo, se ha caído pero aún respira… ¡No! ¡No, no, no, no! Me mira con odio, con una mirada que nunca ha conocido el amor, la rabia lo invade.
Tengo que hacerlo, usar la rabia de todos. No soy yo, jamás podré hacerlo, soy una fiera que busca sangre. La máscara cubre al verdadero ser, son un cumulo de músculos pulsantes y gritos infinitos, me volveré loco. ¡Pero deja de moverte de una vez por todas! Maldito, repugnante. ¡Muere, muere! Aún escucho gritos… pero son los míos. Todo ha terminado.
Tic-tac, tic-tac. Entrar a ciudad reloj, encontrarme con la gran hada. Luego salvar a la anciana, llegar a tiempo para el observatorio. Tic-tac, tic-tac. En qué se ha ido el tiempo, ya estoy frente a mi destino pero… pero no estoy listo. Siento pesado el cuerpo, es una tortura estar aquí arriba y me enfermo con este horroroso ser. Cómo puedo tomo fuerzas y mis recuerdos me ayudan. He ganado…

Escrito por: Álvaro Amaya

[Fan Fic] The Legend of Zelda The Last Hero

the legend of zelda the last hero

Prólogo

Hace mucho tiempo, existió un reino que gobernaba la tierra de Hyrule, donde se vivía en una época de paz y armonía, con sus bosques, lagos, desiertos y volcanes, sin embargo… esa paz no duraría por siempre, un día una fuerza maligna conocida como Ganon, la reencarnación del mal, junto con un ejercito de sombras y otros seres, atacó Hyrule, y lo sumió en la oscuridad y el caos, el Rey de Hyrule también envió a su ejército para detener a Ganon, pero fue en vano, entonces la familia real decidió usar su último recurso: La Trifuerza. Los elegidos fueron un espadachín legendario, dueño de la Espada Maestra y portador de la Trifuerza del Valor, y la princesa de Hyrule, portadora de la Trifuerza de la Sabiduría. Los dos pelearon durante horas pero desafortunadamente Ganon salió vencedor, y la princesa y el espadachín perecieron, Ganon al no poder tener la Trifuerza la destruyó junto lo que quedaba de Hyrule, los que pudieron sobrevivir, rezaron a las Diosas que los salvaran, acto seguido las Diosas enviaron a los supervivientes bajo Tierra y pusieron un sello mágico para que las fuerzas de Ganon no los alcanzaran, las pocas razas que sobrevivieron ya no confiaban entre ellas, así que tomaron distintos aminos del subsuelo, los orni al oeste, los goron al norte, los kolog al sur, y los hylianos al este. Los hylianos lograron hacer habitable su nuevo hogar al que llamaron: Aldea Siko, donde vivieron durante 500 años hasta el día de hoy.

Capítulo 1

???: ¿Eso es todo Madre?

Madre: Si, hijo.

???: Pero… ¿Qué pasó con las otras razas?

Madre: Nadie las volvió a ver, y como es peligroso afuera, nadie ha salido para buscarlos.

???: Bueno ya me voy porque tengo que prepararme para la ceremonia.

Madre: Por supuesto *sonríe* hasta luego… Link.

Link: Adiós, mamá.

Link salió de su casa y se encaminó hacia la fortaleza (aunque más bien parecía una escuela), en el camino pasó junto a varios vecinos que los saludaron alegres pero algo cansados, ya que los preparativos habían durado todo el mes y además porque se iba a celebrar el evento más importante en los últimos años debido a que cada año los aprendices que terminaba su preparación como guardias se sometían a unas pruebas, y los ocho mejores se graduaba, pero este año se cumplen 500 años de la fundación de la Aldea Siko por lo que el Consejo decidió que se iba a hacer. El Consejo se formó poco después de la fundación, ya que nadie de la familia real de Hyrule logró sobrevivir, los supervivientes decidieron que gobernaran las personas más viejas y sabias. La razón de que Link ya quería llegar a la fortaleza era porque después de la graduación, se celebraría un torneo entre los ocho mejores, y el ganador realizaría una misión, el ganador tendrá que buscar a las otras razas que lograron sobrevivir y después buscar una manera de salir a la superficie.

Link: ¿Qué habrá en la superficie?

¿¿¿: ¿No te he dicho que piensas mucho en voz alta?

Link volteó la cabeza y vio a una joven de cabello rubio, de su mismo tamaño y de ojos azules, y un vestido también azul.

Link: Hola Zelda *Saluda con la mano*.

Zelda era amiga de Link desde la infancia, y siempre se divertían juntos, en los últimos años Link la había entrenado en secreto para que aprendiera a usar la espada. Link y Zelda empezaron a hablar de camino a la fortaleza. Después Link se despidió y entró a la fortaleza.

Unas horas más tarde:

Después de la ceremonia inició el torneo y después de muchos combates Link se alzó victorioso. Se preparó para el viaje del día siguiente y se fue a su casa a dormir, soñando con lo que encontraría en la superficie.

Capítulo 2

Link supo que algo andaba mal cuando escuchó gritos. Simplemente se levantó y vio como unos seres extraños atacaban la aldea, Link sacó su espada y se enfrentó junto con otros guardias, hubo muchos heridos en combate pero lograron que los enemigos se fueran, mientras Link se fue a buscar a su madre y a Zelda, varios miembros del Consejo fueron a inspeccionar el sello, y vieron que estaba, cuando los demás aldeanos se enteraron intentaron salir a la superficie pero los guardias no les dejaron.

Link encontró a su madre, tenía un par de heridas superficiales pero nada grave, Zelda había salido ilesa, aparte de unos rasguños en el brazo. Los del Consejo buscaron a Link, cuando lo encontraron, le entregaron una pieza de armadura, le dijeron que si encontraba a los otros les pidiera las otras partes de esta Armadura Sagrada, para que pudiera salir a la superficie.

Al día siguiente, después de despedirse de su madre, Link fue a la salida de la aldea.

Zelda: Link.

Link volteó.

Zelda: Antes de que te vayas quiero darte algo.

Link vio que Zelda sacó un collar.

Zelda: Es el collar que me regalaste cuando cumplí trece. Quiero que lo lleves contigo.

Link: Gracias Zelda, te prometo que regresaré y te lo devolveré.

Zelda: Suerte.

Zelda volvió a la aldea y Link se fue a cumplir su destino.

Capítulo 3

Link tardó muchos días, sin embargo logro llegar hasta donde estaban las demás razas, y se dio cuenta que habían cambiado, los kologs ahora se llamaban subkolog, los goron se volvieron los pyron, y los orni se transformaron en los verni, Link también tuvo que salvarlos de los misteriosos seres, en agradecimiento le entregaron las piezas faltantes de la Armadura Sagrada, y se reunieron con los hylianos, luego de ponerse de acuerdo, prepararon a Link para que cruzara el sello y llegara a la superficie.

Capítulo 4

Link se imaginaba una tierra en la más profunda oscuridad, un montón de ruinas e incluso a un montón de enemigos esperándolo, pero lo que vio lo impactó todavía más, Link vio… verde, verde que extendía por todos lados, plantas, flores y un lago junto a él, desde el cielo lo saludaba el sol de mediodía, incluso vio algunos animales, cucos, vacas, caballos, zorros y algún que otro lobo.

Link: ¿Cómo es posible?… bueno después investigaré, debo ir a la Torre de los Dioses.

Link se encaminó hacia el Gran Mar, ya entrada la noche no vio a nadie, aparte de algunos animales, ni un solo enemigo… ni a Ganon, finalmente llegó al día siguiente, después de cortar unos árboles cercanos se hizo una balsa, la lanzó al mar y se puso a buscar la torre.

Finalmente, la encontró y subió hasta el techo de la torre, en el ascenso no encontró a nadie, solo un par de puzzles que resolvió pero ningún ser vivo, finalmente llegó y ahí estaba, justo en el pedestal, Link solo se acercó y determinado, sacó la espada y…

Capítulo 5

Link: No… no… NO.

La espada estaba rota por la mitad, solo tenia la parte del mango, pero la hoja de la espada no estaba, Link la buscó por toda la Torre pero no la encontró, frustrado, salió de la Torre y regresó a la costa y se sentó a pensar.

Link siempre disfrutaba pensando en lugar de hablando, pero esta vez no estaba feliz, todo el viaje había sido en vano, no podría vencer a Ganon sin la Espada Maestra, estaba a punto de arrojarla hasta que escucho una voz

¿?: ¿No te han dicho que arrojar tesoros está mal?

Link se levantó y sacó su arco, todo en un segundo y vio una bola de luz pequeña con alas

¿?: Oye, eso no te va a servir nunca me alcanzarías.

Link dudó un instante, pero finalmente bajo el arco

Link: ¿Qué eres?

¿?: Creo la pregunta debería ser ¿quién eres? pero no importa, soy un hada

Link: ¿Cómo has logrado sobrevivir hasta ahora?

Hada: Sobreviví porque tengo que ayudarte.

Link: ¿Ayudarme en qué?

Hada: En encontrar la otra parte de la espada.

Link: ¿Sabes dónde está?

Hada: Para saberlo, tendrás que venir conmigo.

El hada misteriosa empezó a alejarse hacia un bosque, Link rápidamente empezó a seguirla. El bosque (que estaba más lejos de lo que Link creía) estaba lleno de arboles muy grandes, por lo que estaba un poco oscuro, pero la luz del hada misteriosa bastaba para o caminar a ciegas, finalmente llegaron al corazón del bosque y ahí estaba…

Link: Una tumba.

Hada: No es cualquier tumba, es la tumba del último héroe, el que luchó al lado de la princesa hace quinientos años.

Link: Y la espada está adentro

Hada: Exacto

Link: No perturbaré el descanso del héroe

Hada: Oye no estoy feliz por lo que vas a hacer, pero solo así podrás vencer a Ganon

Link: … De acuerdo lo haré.

Link avanzó hasta la tumba y después de unos segundos de preparación la abrió. Link retrocedió asustado, dentro de la tumba estaba, Él, el que estaba dentro era muy parecido a él, aunque había algún que otro rasgo que los diferenciaba. Link por fin logró calmarse y volvió a acercarse, se dio cuenta que entre los brazos del héroe estaba la hoja de la espada, recogió unas hojas de un árbol cercano y levantó la espada con cuidado.

Link: Listo y ahora ¿Qué hago?

Link volteó y vio al hada en el suelo, rapidamente se acercó.

Link: ¿Qué ocurre?

Hada: Ya cumplí mi propósito, ahora debo irme.

Lu luz del hada empezó a extinguirse

Link: Lo siento.

Hada: No hay problema.

Link:

Hada:

Link: Oye, antes de que te vayas dime, ¿Cómo te llamas?

El hada susurró algo y su luz se extinguió, ya momentos después cuando la sepultó y se dirigió al castillo fue cuando supo su nombre: Navi.

Capítulo 6

Link llenó de valor y determinación se dirigió al castillo de Hyrule en ruinas, no era muy difícil encontrarlo ya que estaba justo en el centro, antes de entrar, Link sacó su nueva espada y entró al castillo, conforme se acercaba a la sala más grande, la espada brillaba más y más, hasta el punto de casi dejarlo ciego, hasta que llego al centro de castillo, entró y se preparó, vio un montón de estatuas y pinturas, y justo al otro lado estaba EL.

Ganondorf: Creo que no hace falta que me presente.

Link: Y yo tampoco.

Ganondorf: Antes de que mueras, quiero decirte que no me arrepiento de lo que hice, las tres diosas querían librar este mundo de ustedes y su maldad, ellas solo me utilizaron, pero yo fui más listo que ellas, tal vez destruí la Trifuerza del Valor y de la Sabiduría, pero todavía tengo la Trifuerza del Poder.

Link: … *Levanta la espada*.

Ganondorf: *Suspira* Hace un día hermoso afuera, los pájaros cantan, las flores florecen, en días como estos, los héroes como tú, *Saca su espada*, DEBERÍAN MORIR Y NO REGRESAR.

Ganondorf corrió hacia Link mucho más rápido de lo que él esperaba, de no haber sido por su instinto, Link habría muerto de un solo golpe. Fue la batalla más épicas y difíciles de Link, pero no se rindió y contraatacó, después de varios espadazos y fintas, Ganondorf se transformo en su forma final: Ganon. Link que trepar el castillo para poder llegar hasta su cabeza, su punto débil.

Finalmente Ganon cayó al suelo y regreso a su forma original.

Ganondorf: Vaya supongo que eso es todo. Pero ni creas que tendrás un final feliz.

Antes de que Link reaccionara, Ganondorf destruyó la última Trifuerza y con el todos los demás.

Ganondorf se había ido, pero también todos los animales y seres vivos, incluyendo a todos los habitantes del subsuelo. Todo había terminado

Link: Entonces, ¿Nunca tendré un final feliz?

¿?: Eso será tu decisión.

De repente, aparecieron tres mujeres de color naranja, verde y morado, con solo verlas supo quiénes eran.

Din: Por supuesto que sabes quienes somos.

Nayru: Esto no ha acabado, todavía puedes cambiar las cosas.

Farore: Puedes recuperar a los que amas.

Nayru: Puedes cambiar el mundo para bien.

Din: Pero sólo si tomas la decisión correcta.

Link: ¿Por qué sigo vivo?

Farore: Nosotras te mantenemos con vida, al menos de momento.

Link: ¿Cómo podré cambiar mi destino?

Din: Cada una de nosotras te ofreceremos un deseo, de acuerdo a nuestro atributo. Lo que decidas mostrará quién eres.

Link: (No puedo decidir, esto es demasiado, incluso para mí).

Las tres. Solo sigue tu corazón.

Link no podía tomar tal decisión, incluso aunque fuere un héroe, todavía era una persona, solo había alguien que podía determinar cómo terminaría esta historia, y ese alguien eres TÚ.

Epílogo 1: DIN

Link: Elijo el deseo de Din, quiero que devuelvan la Trifuerza.

Las tres: ¿Estás seguro? No habrá vuelta atrás.

Link: Por supuesto, estoy listo.

Dicho esto, las tres diosas levantaron las manos y salió una luz que cegó a Link, acto seguido, las tres diosas ya no estaban, en su lugar estaba la Trifuerza, restablecida y completa, también los animales y plantas volvieron a aparecer, la vida volvió a Hyrule.

Al día siguiente…

Link regresó a la aldea Siko a contar la noticia y horas después todos salieron a la superficie, todos se maravillaron con el aire fresco y la luz del Sol, finalmente fueron al Castillo de Hyrule y se establecieron en los alrededores del castillo, el Consejo empezó a organizar equipos para explorar los alrededores, y reconocer el terreno.

Link decidió volver a la playa que daba al Gran Mar para admirar las vistas.

Zelda: Por fin te encontré.

Link solo asintió y Zelda se sentó a su lado.

Link: Ahora ¿Qué pasará con nosotros?

Zelda: Ya nos preocuparemos después, ahora solo veamos el paisaje

Link tomo la mano de Zelda y juntos estuvieron junto al mar, sin preocuparse de su futuro, solo disfrutando su presente.

Epílogo 2: NAYRU

Link: Elijo el deseo de Nayru, quiero terminar lo que ustedes comenzaron.

Las tres: ¿Estás seguro? No habrá vuelta atrás.

Link: Por supuesto, estoy listo.

Dicho esto, las tres diosas levantaron las manos y salió una luz que cegó a Link, acto seguido, las tres diosas ya no estaban, en su lugar… no había nada, Link resignado salió del castillo, y caminó hacia el horizonte.

Muchos años después…

Link despertó, se levantó y salió de su cabaña, ahora Link ya era un anciano, simplemente volvió a sentarse en la arena, después de que el deseo de Nayru se cumpliera, todos desaparecieron, hylianos, veris, subgoron, kologs, hadas y animales, todos se fueron y solo quedo Link.

Link: ¿Habré hecho lo correcto? Espero que sí, no puedo arrepentirme ahora, no puedo simplemente volver en el tiempo y arreglar las cosas, solo me queda vivir con ello.

Link siguió sentado hasta la medianoche, entonces Link se fue a su cabaña a dormir, al día siguiente la puerta no se abrió, ni al siguiente día, ni al siguiente, ni al siguiente, ni al siguiente. Link ya se había ido a reunirse con sus antiguos amigos.

Nayru: Se fue.

Din: Tienes razón, ¿Qué hacemos, Farore?

Farore: Terminemos lo que empezamos.

Las tres alzaron las manos y todo lo que quedó de Hyrule desapareció, lo único que quedó fue negro, pero no un negro de oscuridad, sino un negro de vacío con un viento aullante acompañándolo. Todo acabó… a menos, Link tenía razón, el no podía simplemente volver en el tiempo y arreglar las cosas, pero tú sí, Tú puedes hacer que todos tenga un mejor final, o simplemente rendirte y que todo acabe así, Tú eliges.

Epílogo 3: FARORE

Link: Elijo el deseo de Farore, quiero que Ganon sea borrado de la existencia.

Las tres: ¿Estás seguro? No habrá vuelta atrás.

Link: Por supuesto, pero una cosa más, Ganon será borrado no solo del presente, sino también del pasado y del futuro.

Las tres:

Link por un instante creyó que lo harían polvo por hacer esa petición, pero finalmente alzaron las manos y Link se desmayó.

Link se despertó perfectamente descansado, como si hubiera dormido después de quinientos años, pero se alarmó al ver donde estaba, no reconoció el cuarto. Link se vistió y salió al pasillo, después de recorrer unos metros se dio cuenta que estaba en el castillo, Link salió al patio y encontró a Zelda mirando el horizonte, al parecer se dio cuenta de su presencia.

Zelda: Hola Link… ¿Qué ocurre?

Link solo corrió y la abrazo.

Final bueno

Link tardó mucho en entenderlo, pero al borrar al Ganon del pasado, borró casi todo el mal de Hyrule, a excepción de seres como Vaati o Grahim, pero esa es otra historia, además de qué en vez de tres líneas temporales, ahora solo hay una, y todo gracias a ti.

Historia escrita por: Yoshicarlo 232